Brasil: Una semana de huelga de hambre: el Supremo Tribunal Federal (STF) es responsable por las vidas de los militantes brasileños

Manifestantes alertan a los jueces de la suprema corte que sus decisiones pueden resultar en la salvación o en la muerte no solamente de los huelguistas, sino de millares de brasileños.

El país está en un momento decisivo de su coyuntura y desde el campo de los trabajadores se han emprendido una serie de ofensivas para influir en la agenda política.

Además de la Marcha Nacional Lula Libre, que comienza el día 10 y llega a Brasilia el 15, actos ecuménicos, movilizaciones de la juventud y del Día de [decir] Basta de las centrales sindicales (también el día 10); un grupo de militantes de la Vía Campesina y de movimientos urbanos se lanzó a una actitud extrema: una huelga de hambre que, este lunes (06), alcanza su séptimo día.

Los militantes Zonália Santos, Jaime Amorim y Vilmar Pacífico (del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Terra – MST), Rafaela Alves y Fray Sergio Görgen (del Movimiento de Pequeños Agricultores – MPA) y Luiz Gonzaga, conocido como Gegê (de la Central de Movimientos Populares – CMP) cumplieron una semana sin ingerir ningún alimento, solo agua y suero. Este lunes un militante más se suma a la huelga: Leonardo Armando, del Levante Popular de la Juventud.

“La huelga de hambre que estamos realizando aquí en Brasilia es contra el hambre. Es para que otros no pasen hambre”, anuncia Fray Sergio. Para ellos, el proyecto instalado con el golpe de 2016 impacta en las capas más pobres, con aumento del hambre y la violencia, pérdida de derechos en lo que se refiere a salud y educación y total desprecio por la soberanía nacional.

Para revertir eso, ellos señalan que el pueblo ya escogió su camino: que Lula sea liberado y elegido Presidente, como hombre símbolo de un proyecto de combate a la pobreza y al hambre.

“Por eso, esa huelga de hambre también es por la libertad de Lula y su derecho a ser candidato. El está allá condenado y encarcelado en Curitiba porque representa la idea de que no se pueden sustentar los privilegios de la elite a costa del hambre del pueblo”, explica Görgen.

En un manifiesto ingresado en el Superior Tribunal Federal (STF) el primer día de huelga (31/07), los huelguistas denuncian el regreso del hambre, el aumento de la violencia, particularmente contra jóvenes, mujeres, negros y LGBT, la situación de los enfermos con los ataques a la salud, la falta de perspectiva de la juventud con los ataques a la educación pública, el aumento de los precios (carestía) de los alimentos, combustibles y gas y la pérdida de la soberanía nacional.

Apelamos al STF en conjunto, pero en particular a los ministros Luis Edson Fachin, Carmen Lúcia, Rosa Weber, Luis Roberto Barroso, Luiz Fux y Alexandre de Moraes, para que decidan a favor de la presunción de inocencia garantizada en la Constitución hasta agotar todas las instancias del proceso, lo que daría a Lula la condición de libertad y de candidato del pueblo en las elecciones presidenciales.

Los manifestantes afirman que la huelga de hambre fue una opción libre y consciente para evitar que la población brasileña sufra de esa penuria social por imposición. “El hambre representa aquí el desprecio por el ser humano, como si los pobres no necesitaran vivir. Eso es muy fuerte y doloroso!”, concluye Zonália Santos.

Actividades de movilización

Con el avance de la huelga y el aparecimiento de debilidades en los huelguistas, en esta fase se intensifican las visitas de autoridades al local de reposo de los militantes, en el Centro Cultural de Brasilia (CCB). Durante el último fin de semana, recibieron las visitas de Manuela D’Ávila, candidata del Partido Comunista de Brasil a la Presidencia, y de Gilberto Carvalho, ex ministro de la Secretaría de la Presidencia en los gobiernos Lula y Dilma.

Este lunes, a las 16 horas, la huelga de hambre recibirá la visita de la Caravana del Semiárido contra el Hambre, que recorre cerca de 6.000 kilómetros desde la ciudad natal de Lula, Caetés, en el estado de Pernambuco, al norte del país, hasta Brasilia, dialogando con la población sobre los peligros del retorno de Brasil al Mapa del Hambre de la ONU (Organización de las Naciones Unidas). La Caravana pasó además por Feira de Santana, Belo Horizonte, Curitiba y São Paulo, antes de llegar a Brasilia.

Además este lunes, en Corumbá de Goiás, en el estado de Goiás en el centro del país, tiene lugar el Campamento Nacional de la Juventud, que reúne a jóvenes del campo y de la ciudad, en preparación para la gran Marcha Lula Libre, que se inicia el próximo 10 de agosto.

Más información:

61 99996 4391

49 99160-5897

Adilvane Spézia

MPA

11 94196 7747

Rafael Soriano

MST