La Vía Campesina Internacional condena asesinato de militante del MST y demanda justicia

La Vía Campesina condena enérgicamente ante la opinión pública internacional el asesinato del compañero Márcio Matos (Marcinho) dirigente del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra, en el estado de Bahía,  Brasil. Quien fue atacado el pasado miércoles 24 de enero de 2018, en el campamento de Boa Sorte, en Iramaia, correspondiente a la región de Chapada Diamantina.

Marcinho, quien era un destacado dirigente en la lucha campesina en Bahía, fue asesinado frente a su hijo, a mansalva, de tres balazos. Tenía 33 años al día de su asesinato. La muerte de Marcinho se agrega a una larga lista de dirigentes campesinos y luchadores sociales, muchos de ellos miembros del MST, asesinados por su incansable lucha por reclamar y tomar la tierra para las familias desposeídas y los sin tierra.

El primer paso se dio con la criminalización de la lucha campesina y la lucha social. Luego han seguido los ataques, detenciones y encarcelamiento, hasta llegar al asesinato de las y los líderes campesinos y luchadores sociales que los acompañan en sus batallas. El objetivo de esta violenta y represiva es contener el movimiento por una reforma agraria y popular que ponga a la agricultura al servicio del pueblo y no solamente para generar ganancias a un puñado de corporaciones.

En este sentido, La Vía Campesina condena enfáticamente el asesinato de nuestro compañero Marcinho y demanda que los culpables sean llamados a juicio.  Asimismo, llamamos a todas nuestras organizaciones miembros de La Vía Campesina que estén al pendiente de esta llamada por justicia para Marcinho y su familia, ya que los crímenes contra los líderes campesinos y luchadores sociales se dan en un ambiente de impunidad y de violencia promovida desde el Estado.

Finalmente, manifestamos a nuestra organización hermana del MST nuestra solidaridad incondicional y nos ponemos a sus órdenes en esta jornada de lucha por justicia para Marcinho y su familia. Que el asesinato de Marcinho nos comprometa a seguir luchando por los derechos de las y los campesinos,y en contra de este sistema de muerte y violencia.

¡Por Marcinho, no solo un minuto de silencio sino toda una vida de lucha!

¡Marcinho vive, la lucha sigue!

¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza!