Panama: Marcha del Pueblo Honesto y Trabajador entrega demandas al presidente Varela

CARTA ABIERTA A JUAN CARLOS VARELA

Marcha del Pueblo Honesto y Trabajador

Hoy realizamos la Marcha del Pueblo Honesto y Trabajador.  La marcha de los panameños que pagamos impuestos, que nos sacrificamos todos para ganarnos honradamente el pan de cada día sorteando la inseguridad imperante, el pésimo servicio de transporte y que hacemos malabares ante la falta de oportunidades.

No es la primera marcha ni será la última. Ustedes se han negado a oír y atender el clamor popular. Viven en una burbuja a punto de estallar. Pero advertimos que la paciencia del pueblo se agota. Este pueblo se colmó de la impunidad y las arbitrariedades. El país se hunde en la corrupción que envuelve a los tres órganos del Estado.  La crisis es de tal magnitud que hay que barrer con la podredumbre que carcome las instituciones del Estado y eso solo es posible ya con una Asamblea Constituyente Originaria con plenos poderes. Otra cosa es más de lo mismo, porque con las reformas electorales aprobadas la Partidocracia cuenta ya con cuantiosos recursos para seguir su fiesta.

Este gobierno, entregado a Donald Trump, critica las elecciones de la Constituyente en Venezuela, pero no ofrece disculpas ni aclaración a nuestro pueblo acerca del porqué la Constituyente no se ha convocado en nuestro país, a pesar de ser una de sus principales promesas de campaña. Este gobierno viola el derecho internacional al apoyar sanciones de Estados Unidos contra un pueblo hermano como es el venezolano.  Advertimos que estamos vigilantes ante los pasos que den y que rechazamos cualquier injerencia del gobierno panameño en asuntos internos de otros países, incluyendo la posibilidad de que nuestro suelo sea usado como rampa de agresión contra oros pueblos.

Esta marcha se pronuncia enérgicamente por:

Castigo para los corruptos de todos los Gobiernos y partidos implicados en los escándalos de Odebrecht, Panama Papers, privatizaciones y demás.
Derogación inmediata del Decreto Ejecutivo 130 y protección a la vivienda de los panameños.
Alto al negociado en Migración y consulados que fomenta el tráfico de personas patrocinada por mafias y empresarios inescrupulosos apoyados por autoridades, lo cual atenta contra las fuentes de trabajo de los panameños, especialmente la juventud y la mujer, los más afectados, y que aún no conformes, presionan para que se aumente el porcentaje de trabajadores extranjeros en las empresas para así desmejorar los salarios e imponer condiciones de trabajo semejante a la esclavitud. Esta migración descontrolada es aupada por programas como Crisol de Razas (de CD y Panameñistas) y negociados en Migración en distintos gobiernos incluidos los del PRD.
Alto a los desalojos forzosos y a los despidos masivos. 
Contra la represión a los educadores, padres y estudiantes, especialmente en las áreas de difícil acceso, y el cumplimiento de los acuerdos suscritos con los gremios docentes.
Por un salario mínimo justo y aumento general de salarios.
Por el pago completo de las partidas adeudadas a los jubilados.
Contra el desabastecimiento de medicinas y la mala atención en salud.
Freno a los procesos de privatización disfrazada, vía tercerización, en educación,  salud, la Caja de Seguro Social, IDAAN y otros.
Atención a las necesidades de los productores y de las comunidades campesinas e indígenas.
Alto a toda política discriminatoria y de exclusión social.

Esperamos respuestas a estas demandas en tiempo perentorio, de lo contrario seguiremos haciendo uso de nuestro derecho a la protesta sin descartar toda acción legítima para hacer valer los derechos y reivindicaciones del pueblo panameño.

Dado en la ciudad de Panamá, a los 3 días del mes de agosto de 2017.

FRENADESO