Ecuador: FENOCIN anuncia distanciamiento del gobierno de Correa

El presidente de la Federación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (FENOCIN), Luis Andrango, dio a conocer que su organización ha decidido distancirase del gobierno de Rafael Correa debido al incumplimiento de los acuerdos firmados hace tres años.

 

Tal anuncio lo hizo  en una rueda de prensa conjunta con la asambleísta Silvia Salgado, presidenta del Partido Socialista- Frente Amplio.

 

Andrango recordó que en el acuerdo firmado el 2 de septiembre de 2006  entre Alianza País (partido de gobierno) y la FENOCIN, la Federación Ecuatoriana de Indios (FEI) y la Federación Nacional de Trabajadores Agroindustriales, Campesinos e Indígenas Libres del Ecuador (FENACLE), el  entonces candidato Rafael Correa se comprometió a impulsar la reforma agraria que democratice la tenencia de la tierra,  la gestión democrática del agua impidiendo su privatización, la protección efectiva de las reservas naturales y zonas intangibles prohibiendo las actividades mineras y petroleras en esas zonas, entre otros puntos.

 

Así mismo, el dirigente indígena manifestó que otros de los compromisos fue el de fortalecer las organizaciones campesinas y desmantelar el modelo neoliberal y capitalista.  Luego de cuatro meses de reunida la Asamblea nacional de la FENOCIN en la que se evaluó la gestión del gobierno, el cambio no se ha profundizado, señaló Andrango, sin embargo aclaró que no se trata de un distanciamiento del proyecto político de transformación en el que está empeñada la organización.

 

En particular, el gobierno no estaría dando el apoyo suficiente que se requiere para la realización del quinto Congreso de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (a la que pertenece la FENOCIN) que se llevará a cabo en Quito el próximo mes de octubre.

 

La FENOCIN, así mismo, no está de acuerdo sobre la forma en que la Asamblea Nacional está tratando los proyectos de ley, en específico la ley de recursos hídricos y aprovechamiento del agua, misma que debería elaborarse a partir de la participación social y los consensos que se alcancen en la Conferencia de la Soberanía Alimentaria.

 

La asambleísta Silvia Salgado, por su lado,  expresó que su partido se ratifica en impulsar el proceso de cambio y aboga por la unidad de todas las fuerzas de izquierda y populares. Expresó que este es el momento de entrar en un proceso de evaluación crítico y autocrítico de los avances, los logros y los incumplimientos de la gestión gubernamental, marcando distancias con la oposición de derecha.

 

Salgado señaló que se debe revisar la política laboral y salarial del gobierno, impulsar desde la Asamblea Nacional la fiscalización y una agenda legislativa que no solo provenga de la Secretaría Nacional de Planificación (SENPLADES) sino que de respuesta a problemas sociales urgentes como el empleo y el subempleo.

 

El próximo 9 de abril, se llevará  a cabo una nueva Asamblea Nacional de la FENOCIN para decidir las acciones a tomar. La organización demanda un diálogo directo con el presidente Rafael Correa para plantearle sus aspiraciones.