Ecuador: I Campamento Juvenil de los Pueblos y Nacionalidades

Viernes 18 de Mayo de 2012
Con el sonido del tambor, las bocinas y los churos revolucionarios, jóvenes de los distintos pueblos y nacionalidades reunidos en la Comunidad San Isidro, Pujilí, Cotopaxi; convocados por la FENOCIN, la FEINE y la CONAIE, luego de haber analizado y compartido saberes sobre distintos temas, resolvemos:

1. Seguir construyendo con acciones concretas la unidad de las organizaciones indígenas, campesinas y populares;

2. Asumir la solidaridad como principio fundamental de la lucha, colectivizando nuestro apoyo a todos los conflictos en defensa de la vida, la dignidad y el territorio;

3. Rechazar rotundamente la expansión de la frontera petrolera, y la implantación de la mega minería, que pone en riesgo nuestro futuro como pueblos, comprometiéndonos a confrontar frontalmente los proyectos extractivistas

4. Denunciar el engaño que significan los proyectos REDD, REDD+. mercado de carbono, mecanismos de desarrollo limpio, “socio bosque” y “socio páramo” que busca poner las responsabilidades por la contaminación en nosotros, permitiendo que los ricos sigan contaminando, y afectando nuestros derechos al uso del territorio. Comprometiéndonos a posicionar esta decisión en nuestras organizaciones;

5. Rechazar los impuestos que se están imponiendo a los campesinos a través del COOTAD y de la aretización del ganado.

6. Involucrarnos en la lucha por una Ley de Tierras que efectivamente redistribuya la tierra; comenzar por socializar entre la juventud las propuestas de nuestras organizaciones;

7. Mapear las zonas y organizaciones que tienen conflictos por tierras y territorios; y las experiencias de recuperación de territorios que podamos socializar y compartir; realizar acciones de apoyo directo que permitan posesionarnos sobre las tierras.

8. Construir procesos de formación conjunta entre las organizaciones, y utilizar como un instrumento la recuperación de historias de vida de los y las luchadores y luchadoras del pueblo;

9. Luchar por la nueva escuela, una educación intercultural, transformadora y liberadora, para el pueblo y no al servicio del capital. Rechazar el modelo de educación extranjero y colonial que se está imponiendo en el país; el sistema de nivelación universitaria, y el bachillerato general unificado, por no tener un carácter realmente intercultural y no permitir una educación media adecuada a las necesidades de cada zona y pueblo.

10. Reconocer la problemática de la juventud en su acceso al mundo laboral, que está determinado por la precarización y la informalidad. Rechazamos los contratos temporales a los que someten a los jóvenes, que son un instrumento de precarización del trabajo. Además, denunciamos la situación laboral de las mujeres, que trabajamos más horas, por menores salarios, con situaciones de enorme vulnerabilidad en especial cuando somos madres solteras. Además existe en las mujeres, y también en los jóvenes, una carga de trabajo no remunerado ni reconocido que aporta a la reproducción familiar. Nos comprometemos a luchar para el reconocimiento de nuestros derechos como jóvenes trabajadores/as a la seguridad social y a un empleo digno, así como a generar alternativas de trabajo colectivo y comunitario; y a seguir profundizando nuestros análisis de la situación laboral de la juventud.

11. Articular a la juventud que se encuentra desorganizada u organizada de formas diversas, a los procesos de lucha. Entre ellos los espacios deportivos, culturales y artísticos, proponiendo el desarrollo del arte popular, plurinacional y emancipador como instrumento.

12. Rechazar la criminalización y judicialización de la lucha y la protesta social.

13. Apoyar incondicionalmente a la comunidad de San Isidro en su lucha por la tierra, y exigir colectivamente el respeto a los acuerdos comunitarios, comprometiéndonos a contribuir a sostener el proceso de recuperar su territorio.

Se plantea la propuesta de hacer un próximo campamento en coordinación con las organizaciones nacionales. Realizar una reunión entre las dirigencias de juventud de las organizaciones convocantes para operativizar los acuerdos alcanzados
JUVENTUD REVOLUCIONARIA!