FENOCIN frente a la movilización por la ley de aguas

La Confederación Nacional de Organización Campesinas, Indígenas y Negras, FENOCIN,  denuncia  la posición del gobierno al impedir la llegada pacífica de compañeras y compañeros indígenas provenientes de distintas comunidades  tanto del norte  como del centro del país hacia la ciudad de Quito.

 

Luis Andrango, presidente de la FENOCIN,  exige que el gobierno permita el ejercicio del libre tránsito, pues la manifestación convocada por las organizaciones sociales es pacífica. Además, anunció que las organizaciones de base que están siendo impedidas su ingreso han notificado que si no se les permite entrar libremente tendrán que presionar mediante el cierre  temporal de carreteras.

 

La FENOCIN insiste en la necesidad de que se discutan los nudos críticos de la Ley de Recursos Hídricos que tienen que ver con: 1) Autoridad del agua (se plantea que la conformación sea tripartita y no solo gubernamental),
2) Protección del medio ambiente (explotación minera 2.5 km de distancia de fuentes de agua; protección de manglares regulando la explotación camaronera),

3) Desprivatización (participación del estado y de las comunidades en aguas termales, agua embotellada, término del contrato con Intergua)  4) El uso económico del agua: En este punto, a pesar de que los órdenes de prelación están claramente especificados en la propuesta de ley y de que estos establecen como cuarta prelación al uso económico del agua (luego del agua para consumo humano, el agua para soberanía alimentaria y riego y el agua para caudal ecológico) se revierte esto en los artículos que desarrollan las preferencias dentro del uso económico del agua proponiendo la primera preferencia para el agua encaminada hacia la agroindustriaLuis Andrango  señaló que existe una alianza entre las principales organizaciones sociales del país,  los dirigentes Marlon Santi (CONAIE), Miguel Chugchilan (FEINE) y Delfín Tenesaca (ECUARUNARI)  convocaron  junto con la FENOCIN a todas las organizaciones a movilizarse hacia la ciudad de Quito a fin de exigir  a la Asamblea Nacional respuestas concretas sobre la Ley de aguas acogiendo las propuestas que ellos han hecho durante todo este tiempo de debate.

El  presidente de la FENOCIN, aseguró que la resistencia continuará y afirmó que “si se busca aprobar la ley sin consensos y pactando con la derecha, así no va a cambiar ninguna situación, hemos esperado nueve meses por esta ley y estamos dispuestos a esperar unos meses más, dijo tras solicitar que se amplíe el plazo del debate de esta ley crucial para la materialización de la Soberanía Alimentaria en el país.