V Asamblea de Mujeres

prensa_mujeres.jpg
Declaración Final V Asamblea de Mujeres
Colectivo Comunicación CLOC La Vía Campesina
DSC_3507c.jpgEn el parque CERENA -conocido por el pueblo como Las Piletas de Ezeiza- que hoy se recupera para el uso y disfrute recreacional de las familias de trabajadores y trabajadoras argentinas, realizamos nuestra V Asamblea de Mujeres de la CLOC-Vía Campesina, continuando con el debate de Yakarta, donde nos declaramos mujeres del campo sembradoras de luchas y esperanzas, por el feminismo y la soberanía alimentaria.
Nosotras, las mujeres provenientes de 18 países de las Américas, representadas por cerca de 400 delegadas de organizaciones campesinas, rurales, afrodescendientes e indígenas, que luchamos por un cambio profundo y estructural de nuestra sociedad, por el fin de toda forma de explotación, opresión subordinación, discriminación y exclusión, y por una agricultura campesina e indígena que garantice el buen vivir de los pueblos del campo, que siga alimentando a la humanidad y cuidando a la madre tierra, nos hemos reunido en el marco del VI Congreso de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo, CLOC-Vía Campesina y desde nuestra V Asamblea de Mujeres, reafirmamos nuestro compromiso de seguir luchando por cambiar el sistema capitalista-patriarcal que prioriza los intereses del mercado y la acumulación por sobre los derechos y bienestar de las personas, la Naturaleza y la Madre Tierra.
Fueron nuestros saberes lo que iniciaron la agricultura, hemos seguido siendo a través de la historia las que hemos hecho posible la continuidad de la alimentación para la humanidad, las que creamos y transmitimos gran parte de los conocimientos de la medicina ancestral, y actualmente somos quienes producimos la mayor parte de los alimentos, a pesar de la usurpación de la tierra y el agua, y las múltiples políticas y programas que nos discriminan y atacan persistentemente.
Hoy exigimos el reconocimiento de nuestros aportes a la producción y tareas de los cuidados y proponemos nuevas relaciones que nos permitan compartir la carga y la responsabilidad de todas ellas. Igualmente, reafirmamos la importancia de la agricultura campesina e indígena para el bienestar de toda la humanidad y la sustentabilidad económica y ambiental en el planeta. Sin agricultura campesina no hay alimentación y por tanto no habrá pueblos que sobrevivan.
El patriarcado es un sistema de opresión que fue incorporado estructuralmente por el capitalismo, porque le permite mantener y reforzar relaciones de poder y explotación, y nos impacta de manera más brutal a las mujeres. Somos las mujeres pobres las que sufrimos el peso múltiple de la subordinación, la discriminación de género, la explotación de clase, el racismo y el sexismo. Queremos construir una sociedad distinta, con igualdad de derechos y relaciones libres de opresión y discriminación.
Luchamos contra la violencia doméstica, sexual, laboral, cultural e institucional. Desde hace más de seis años hemos impulsado un campaña continental y mundial contra toda forma de violencia hacia las mujeres del campo. Reafirmamos nuestro compromiso de sumar a todas las fuerzas de nuestras organizaciones y unir nuestra lucha con la de otros movimientos, a fin de avanzar en esta tarea que exige profundos compromisos éticos personales, colectivos y organizacionales. La lucha contra la violencia es también la lucha por nuestro derecho a la plena participación, a la elaboración y construcción política, a la autonomía, y a la toma de decisiones.
Reconociendo que el feminismo ha hecho aportes importantes a la lucha por la liberación y dignidad de las mujeres, y que existen múltiples corrientes de miradas feministas, nosotras hemos apostado por una nueva construcción política que se exprese en un feminismo campesino y popular, que de cabida a nuestra gran diversidad, que se alimente de las luchas de las compañeras campesinas, de las hermanas indígenas y afrodescendientes y que permita una mutua alimentación de las diversas cosmovisiones que representamos. De este modo, reafirmamos que el socialismo y el feminismo son parte de nuestro horizonte estratégico de transformación. Por tanto, afirmamos un feminismo campesino y popular, insumiso, socialista, que cuestiona las concepciones patriarcales y burguesas que son funcionales a las políticas de explotación. Así, la concepción feminista que estamos construyendo desde la CLOC.VC está fuertemente ligada a los procesos políticos organizativos, de formación política y de luchas concretas que cambien la vida social, económica y política de la clase trabajadora y en particular de las mujeres.
Nuestros objetivos y compromisos nos ponen desafíos múltiples. Uno de los más sentidos es la formación política de nuestras militantes, en procesos de escuelas que permitan una discusión abierta, amplia y profunda, que permita socializar y extender los horizontes del conocimiento, así como las construcciones colectivas de nuevas miradas y saberes. La formación deberá ponerse al servicio de generar nuevos liderazgos, así como reforzar y apoyar la participación de las mujeres en todas las instancias organizativas y de toma de decisiones.
Las mujeres seguiremos aportando a las luchas y procesos de los pueblos, de las organizaciones populares y de nuestras organizaciones dentro de la CLOC y la Vía Campesina.| Seguiremos adelante en la lucha por los cambios estructurales, por una Reforma Agraria integral y popular y por la recuperación de los territorios, por una agricultura limpia de base campesina y agroecológica. Nuestra lucha es contra el capitalismo, el imperialismo y el patriarcado y sus muchas formas de oprimirnos: los tratados de libre comercio, la privatización de la naturaleza, el agronegocio, las tecnologías al servicio del capital, la guerra sin fin, el racismo y la homofobia, el desmantelamiento de las relaciones sociales, la destrucción de los ecosistemas, el acaparamiento de tierras y agua, la agresión permanente contra los pueblos del campo, la explotación cada vez mayor de las y los trabajadores, la destrucción de los derechos sociales, la expansión del trabajo esclavo, la prostitución y el tráfico de drogas como formas de dominación.
Rechazamos las amenazas militaristas y golpistas contra los pueblos de Cuba y Venezuela, que hoy se ven especialmente amenazados por el Imperio; saludamos la apertura de relaciones entre Estados Unidos y Cuba, pero no dejaremos de estar alertas sobre las amenazas que persisten.
Apoyamos los procesos de paz en Colombia y conminamos a los actores a no levantarse de la mesa de negociación hasta lograr los acuerdos que permitan un avance del pueblo colombiano hacia la paz tan anhelada.
Unimos nuestras voces a las de las organizaciones populares mexicanas que exigen al Estado mexicano la aparición de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa. ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!
Lucharemos contra todo sistema de opresión que ponga en peligro la vida, los bienes naturales y los ecosistemas. No tendremos descanso en nuestra lucha contra toda forma de apropiación de la naturaleza, por la soberanía alimentaria y la defensa de nuestras semillas. Nos opondremos con especial fuerza a la megaminería que hoy depreda nuestros territorios y envenena todas las formas de vida. Seguiremos movilizándonos por lograr una solución real a la crisis climática, que daña con especial fuerza a las mujeres.
La propuesta feminista contribuirá a definir los cambios socialistas que soñamos; para eso lucharemos hasta que las fuerzas combinadas del capitalismo y el patriarcado sean parte del pasado.
¡Por un feminismo campesino, popular, con identidad y revolucionario!¡Sin feminismo no hay socialismo!
 
Culminó la V Asamblea de Mujeres de la CLOC LVC con homenaje a Galeano y llamado a construir el Socialismo
_MG_0253comp.jpgLa V asamblea de mujeres del campo de Latinoamérica y el Caribe culminó hoy su segundo día de sesiones con un homenaje a Eduardo Galeano, "poeta y luchador de la clase trabajadora que iluminó desde su su pluma y su vida el camino de los pueblos por su liberación", fallecido hoy, un llamado a construir el socialismo y una reivindicación de feminismo "campesino y popular".
El encuentro, enmarcado en el VI Congreso de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo-Vía Campesina (CLOC-VC), se desarrolla en el Centro Recreativo Nacional (CeReNa) de Ezeiza.
La reunión "termina con tantos deseos de hacer tantas cosas que nos falta tiempo y solidez en nuestras organizaciones para realizar el mundo que deseamos al que de todos modos construimos", dijo a Télam Francisca "Pancha" Ramírez, de la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (Anamuri) de Chile, fundadora de la CLOC y vocera del encuentro.
"Con la tenacidad de la mujeres estoy segura que el 100 por ciento de lo que nos hemos planteado va salir. Nos fijamos retos importantes, por ejemplo teorizar, dar el debate teórico, a partir de nuestras realidades y nuestras identidades y construir propuestas para el debate socialista", señaló la dirigente.
La asamblea de mujeres de campo oriundas de los países que componen la CLOC sesionó bajo el lema "Sin feminismo no hay socialismo" y esta tarde, en una declaración final, definió el ese feminismo como "campesino y popular".
"Arranca de nuestra identidad, de nuestra visión, de la cosmovisión de los pueblos indígenas quienes defienden con fuerza la dualidad y la complementariedad (entre los dos sexos). Nosotros queremos eso pero queremos decir que los originarios también fueron penetrados porque no podríamos decir que la cosmovisión dual de los indígenas ha sido un freno para el patriarcado", aseguró Ramírez.
Y agregó que "el capitalismo no tiene distinción de identidades, da lo mismo que seas campesina, indígena, pobladora o dueña de casa".
Nemesia Achacollo Tola, ministra de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia, ex presidenta de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas de Bolivia y enviada especial del presidente Evo Morales, detalló a Télam algunos avances del campesinado en el país vecino.
"En Bolivia 40 millones de hectáreas están en manos de comunidades campesino indígenas mientras que los empresarios tienen seis millones. Una diferencia abismal con cualquier otro país de la región y eso se hizo con una Reforma Agraria", afirmó.
La ministra sostuvo que en la agenda de las organizaciones continentales está claro que "el pueblo organizado es el pueblo que se puede defender y un esfuerzo conjunto lleva a una lucha conjunta. En Bolivia tomó una fuerza única y eso nos liberó del modelo neoliberal y el capitalismo", explicó.
Las campesinas, llegadas de Latinoamérica y el Caribe, sesionaron ayer y hoy con vistas a formular aportes para el documento final de la CLOC, que comenzará a deliberar mañana en Ezeiza.
"La declaración de las mujeres no tiene un título pero partimos diciendo que estuvimos en Cerena, recuperado para el disfrute del pueblo. Nos parece tremendamente importante haber compartido este espacio del pueblo, ojalá el pueblo lo entienda y la cuide, defienda y mantenga como un patrimonio" propio, dijo a esta agencia la chilena y referente continental Pancha Ramírez.
El documento afirma "el desafío de construcción de nuevas relaciones de género sumó procesos encaminados a replantear una posición política desde la perspectiva de un movimiento feminista de las trabajadoras, las campesinas e indígenas y por lo tanto un feminismo articulado con la clase trabajadora".
"Reconocemos que hay muchos feminismos y la contribución histórica de los mismos. Sin embargo, nos posicionamos como mujeres feministas, conscientes de que la igualdad sustantiva en las relaciones de género no puede lograrse plenamente en el marco del capitalismo", consigna el texto.
Y agrega: " Luchamos por la destrucción de todas las formas de dominación y explotación de este modelo nefasto. Del mismo modo, sostenemos que en la lucha por construir una nueva sociedad, más allá del capitalismo, es necesario abordar las desigualdades de género".
 
Voz campesina Especial Cierre V Asamblea Mujeres CLOC LVC
{audio}http://www.radiomundoreal.fm/get.php?file=IMG/mp3/voz_campesina_asamblea...{/audio}
Descargar MP3
vozcampmujc.jpgPrograma especial en vivo desde Buenos Aires, Argentina en el cierre de la V Asmblea de Mujeres de la CLOC-Vía Campesina.
Participan Lourdes Huanca (Femucarinap, Perú), Jaquelines Arriagada Villegas (ANAMURI Chile) y María Canil (CONAVIGUA, Guatemala).
Conducen: Nadia López (CONAMURI, Paraguay), Ignacio Cirio (Radio Mundo Real) y Viviana Catrileo (ANAMURI, Chile).
Grabación: Santiago Elena (MNCI Argentina).
 
Crónica del 2° día de la V Asamblea de mujeres

 
Las Marías de la CLOC LVC
mariasclocc.jpgHoy, en un marco historico en la lucha de las mujeres de toda América Latina, al ritmo de la canción de Milton Nascimento y Fernando Brant, escrita en el lejano 1978, María María, se está realizando la V Asamblea de Mujeres de CLOC-Via Campesina. Son más de 300 mujeres de las más diversas organizaciones campesinas e indígenas de 23 países. El evento es parte del VI Congreso de CLOC-Via Campesina, que se celebra en Buenos Aires (Argentina), después de haberse realizado en años anteriores en Ecuador, Guatemala, México, Brasil y Perú.
En algún momento del día me puse a pensar, quienes son estas Marías. De dónde vienen. Qué hacen en su día a día. Motivada por esta energía que nos contagia, me marcho en esta búsqueda.
Natalia Landivar es activista de los Derechos Humanos y viene desde Ecuador. Ella nos explica que en su práctica diaria viene acompañando los procesos de resistencia y lucha por la tierra y el territorio, "acompañamos casos de violación a los Derechos Humanos a la Alimentación, los cuales están muy vinculados a cuestiones como acceso a la Tierra, al Território y al Água".
Anyelen Arenas, del Movimiento Nacional Campesino Indígena, viene de la región central de Argentina, donde se dedica a estudios en Agroecología. De la misma manera que Carmen Rodrigues que viene de Uruguay, donde pertenece a la Red de Mujeres Rurales. "Soy campesina y en mi práctica diaria trabajo con ganado, haciendo parte de la red hace tres años, donde siempre busco participar de actividades así como ésta", explica la campesina uruguaya.
Yeniler Angélica Meireles es delegada de la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra, Red Agroecológica de Colombia, su país de origen. "En mí cotidiano cumplo el rol de lo que llamamos de Gestión de Alianzas y Cooperación, y soy integrante de la Comisión Internacional de la Asociación, en estas dos organizaciones, nuestro trabajo es buscar aliados políticos y financieros", explica Yeniler, que también destaca que esta tarea es que va a dar condiciones para hacerse las más diversas acciones de su organización. Katherine Cabrera a su vez, viene de República Dominicana y es integrante de la Confederación Nacional de Mujeres del Campo. "En mi día a día trabajo con la juventud campesina, especialmente con las jóvenes y actualmente estamos comenzando la articulación con la juventud a nível de Caribe, para que Cuba, Republica Dominicana y Haiti puedan participar de este desafío", destaca la jóven dominicana.
Gloria Ajpí Jalja viene de Bolívia, donde es Directora de Comunicación de la Confederación Sindical Única de los Trabajadores Campesinos de Bolívia. "Yo trabajo con el tema de comunicación, y ahora estamos inaugurando nuestra radio, estamos fortaleciendo nuestra página web y también produciendo algunos videos sobre las actividades que realizamos", explica la comunicadora boliviana. Y Yuly del Pilar Quispe Cusacani viene de Perú y compone la delegación de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú. En su práctica diaria explica a jóvenes que "en mi región tenemos varios espacios de jóvenes, los cuales estamos articulando y por otro lado, también estudio, estoy terminando la Escuela de Antropología, por otro lado, en el lugar donde vivo tengo el cargo de presidenta, creo que soy la presidenta más jóven entre todas las zonas, de donde busco hacer el cambio por medio del trabajo mismo", explica la jóven peruana.
Rosiéle Cristiane Ludtke de Brasil comienza así: "soy campesina, madre, abuela, estudiante militante y dirigente del MPA, Movimiento de Pequeños Agricultores", destaca la campesina brasilera. Ella divide su cotidiano entre várias actividades, parte en la militancia en la que desempeña diversas actividades desde la Asistencia Técnica y Desarrollo Rural direccionado a la Agroecología, "donde el foco principal es la diversificación de la producción y la producción de alimentos saludables, en este trabajo la gente lleva días en el campo, reuniones, visitas a propriedades campesinas y nosotros incentivamos especialmente a las mujeres a hacer el trabajo de diversificación, porque son ellas las responsables por la producción de alimientos y de ponerlos en la mesa de las famílias, así como trabajamos con Vivienda Rural, crédito y también en el colectivo de mujeres, donde hacemos un trabajo de estudio y formación política y acciones más prácticas", explica la campesina del MPA, que resalta que aún ejerce su papel social como campesina, producir comida diversificada, desde producción vegetal hasta pequeños animales y aún está estudiando, cursando maestría en Agroecología.
A su vez, Yazmin Lopes es de Honduras y representa al Consejo de Desarrollo Integral de la Mujer Campesina, que es articulado a CLOC -Via Campesina. "Mi trabajo es organizar a las mujeres campesinas, pero tenemos también nuestras áreas de trabajo que son las hortalizas y el jardín botánico, trabajando desde la Soberanía y de la Agroecología, así como la medicina natural o medicinas alternativas, así como la formación política, para que las compañeras puedan ir apropriandose de sus derechos, de su realidad, de su región y país", comenta la jóven campesina hondureña. De la misma manera que Alice Froidevaux viene de Suíza y está haciendo su tesis de doctorado en Sociología sobre Movimientos Campesinos, sobretodo en América Central y trabaja con el tema sobre cómo se organizan las organizaciones campesinas, más allá de las fronteras nacionales, "es por esto que estoy aquí, de visita, en la Asamblea de Mujeres para tener esta experiencia de conocer más al trabajo de CLOC - Via Campesina", explica la estudiante del Centro Latinoamericano Suízo.
Y por fin, así como dijo una compañera por medio de una intervención en la plenaria: Ser mujerindígena, campesina, pobre es sinónimo de ser revolucionária. Como en la canción, ser mujer, ser María, es un don, es el sueño, el dolor, una fuerza que nos alerta, una mujer que merece vivir y amar como otra cualquiera del planeta.
 
Entrevista a Itelvina Massioli - MST Brasil
_DSC1170c.jpgDurante la V Asamblea de Mujeres de la CLOC-Vía Campesina se está abordando la cuestión del feminismo campesino popular como alternativa al modelo patriarcal del capitalismo. ItelvinaMassioli, dirigenta nacional del Movimiento de los Sin Tierra de Brasil (MST), habló sobre la necesidad de ver la lucha de clases desde una perspectiva feminista, y así dar a entender que la construcción del socialismo no es posible sin antes acabar con la violencia de género y todas las demás formas de discriminación.
A lo largo de la historia las mujeres han sido obligadas a dejar de lado sulucha por la igualdad por otras reivindicaciones sociales que han sido consideradas como "más grandes e importantes". Muchos son losejemplos en los quelas mujeresdesempeñaron unpapel crucialen las luchas sociales, pero rara vez desde posiciones de mando y sin recibir el reconocimiento posterior en los libros de historia. Por consiguiente, esta exclusión histórica ha hechoque las problemáticas centrales de las mujeres hasta ahorano hayan sido resueltas.
- La lucha por el feminismo y la lucha por el socialismo constituyen una sola lucha que no solo busca un cambio de poderes sino cambiar la estructura de la sociedad. En la historia hemos visto que un cambio de poder no es suficiente para alcanzar el socialismo si no se tiene una perspectiva de género, que aborde todo tipo de discriminación, dice Itelvina.
Hoy en día, muchas organizaciones campesinas e indígenas son conscientes de la disparidad en la participación que es causada por las estructuras patriarcales de la sociedad. Muchas de estas organizaciones han problematizado esta cuestión y buscado estrategias para la participación igualitaria. Sin embargo, existen otras normas en la sociedad que también deben ser desafiadas para asegurar que todas las personas se sientan incluidas. Si no se tiene una política de inclusión abierta se corre el riesgo de contribuir a la discriminación estructural y perder a personas valiosas que simpatizan con la lucha, pero que no se sienten bienvenidas en la organización.
El feminismo campesino popular no solo busca la inclusión de las mujeres del campo, sino de todos los grupos de personas que son discriminadas. Es un hecho quela diversidad entodos los espacios políticos enriquececonmásperspectivas la construcción del poder popular.
 
Nota a Gilma Benitez: Una mujer donde coinciden sueños y formación política
285301514_640.jpgA 288 metros sobre el nivel del mar, en la localidad de Ricaurte, municipio de la República de Colombia, en el cual se puede encontrará una importante producción de maíz, ajonjolí, sorgo, cereales, algodón y café, nació la compañera Gilma Benítez. A quien en esta V Asamblea Continental de Mujeres del Campo que está celebrando la CLOC – Vía Campesina se le rindió homenaje, debido a su incasable espíritu de lucha por concretizar más allá de los sueños el asalto al cielo que supone la construcción de una sociedad que permita elevar el verdadero potencial de los seres humanos.
Aún en sus últimos años afectada por el cáncer, el cual terminaría con su vida material el 24 de marzo del 2014, mantuvo la activa militancia que le caracterizó siempre, motivando a los demás a seguir en el afán de la lucha. En eso coincide sus compañeros/as dentro de la CLOC. Rita Zanotto, parte de la Secretaria Operativa de la CLOC Suramérica, repite que su último mensaje para su compañeros/as fue; "No se olviden de los sueños que hemos construidos juntos, hay que materializarlos".
Desde muy joven inicio su militancia, destacándose en organizaciones en Colombia como la Coordinadora Nacional Campesina (CNC), desde donde fue ayudando a crear espacios tales como la Comisión Nacional de Mujeres Campesinas e impulsando espacios de formación a nivel nacional. Para el dirigente campesino, Ricardo Herrena, de la Coordinadora Nacional Agraria Colombia, al recordar a la compañera Benítez, se entrecruzan en su memoria sus primeros pasos de formación política y militancia, de la mano de ella, a quien describe como una persona profundamente preocupada por los procesos orgánicos de formación dentro de las organizaciones campesinas.
Diego Montón, Movimiento Nacional Campesino Indigena Argentina y secretario operativo de la CLOC – Vía Campesina, cree que con esta V Asamblea Continental de Mujeres que se gesta en la CLOC se van cumpliendo parte de los sueños de la compañera Gilma, quien mantuvo la perspectiva de que las mujeres campesinas no solo participaran dentro del movimiento campesino, sino que también fuera parte importante dentro de la dirección de los procesos políticos.
Gilma, quien fuera parte de la Asamblea Constituyente que se efectúo en su país el año de 1991, incidió en el mismo para que se ampliara y reconocieran los derechos de las mujeres colombianas, pero sobre todos los de las mujeres del campo. Por lo que también hizo suya la construcción a través de la vinculación de diversos sectores del Movimiento Popular de Mujeres en Colombia.
Jugo un importante papel en la realización de la Primera Asamblea de Mujeres del Campo de América Latina, al interior de la CLOC, en la cual, recuerdan sus compañeros, los alentó a que "solo con soles de ternura podemos abrir los surcos de la libertad". También estuvo presente en la Primera Asamblea Internacional de Mujeres del campo de la Vía Campesina. Activa dentro de los movimientos sociales de Colombia, por lo que siempre mantuvo las banderas de la paz, de los Derechos Humanos, de la reforma agraria, por los derechos y en defensa de las mujeres.
Para Itelvina Massioli, del MST Brasil, Gilma Benítez, fue una gran constructora de la acción colectiva en aras de la unidad del movimiento campesino de la América Latina y el mundo, quien dejó el ejemplo para que los sueños no sean sólo para ser soñados, para que los espacios vacíos dejen de serlo con las necesarias actitudes revolucionarias que harán posible que los sueños dejen de habitar en el aire para que germinen en la tierra que van cosechando los campesinos/as de todo el mundo.
 
Homenaje de la V Asamblea de Mujeres a Eduardo Galeano
IMG_9327comp.jpgDesde el VI Congreso de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) – La Vía Campesina que se realiza em Argentina, se hizo un homenaje a la vida de Eduardo Galeano, poeta y luchador de la clase trabajadora que iluminó desde su pluma el camino de los pueblos por su liberación.
Hoy Eduardo Galeano nos deja de cuerpo presente y los más de 1500 campesinos, indígenas y afrodescendientes de esta Latinoamerica diversa nos hemos unido para participar VI Congreso alzando nuestras voces con un grito que nos aferra a la vida cuando hay que despedirse de los compañeros "para nuestros muertos ni un minuto de silencio, toda una vida de lucha".
"La tierra hoy quedó más fértil por recibir el cuerpo de Galeano. Y nosotros que continuamos en la lucha tenemos la responsabilidad de mantener actual su legado que era anti-imperialista y anticapitalista", dijo Maria Kazé, del Movimento de Pequeños Agricultores de Brasil (MPA), durante el homenaje realizado durante la asamblea, que incluyó fotos, consignas y un largo aplauso al maestro.
Un rayo de luz en tiempos oscuros, Galeano nos deja un legado de un pensamiento latinoamericano e internacionalista, un compromiso de llevar adelante el derecho de soñar y de construir un otro mundo posible. Reafirmamos el compromiso de seguir sembrando la rabia, la indiganación y el coraje para concretar nuestras luchas.
Los agrotóxicos están siendopermitidos en el nombrede un criterio economicista.(...)La tierra y la gente es másimportante que los númerosde la productividad.
Compañero Eduardo Galeano, PRESENTE! Ahora y siempre!

 
Indigenismo necesario en el movimiento campesino latinoamericano
79.jpgUna delegación de mujeres originarias del pueblo indígena Humahuaca, que actualmente ocupa la provincia argentina de Jujuy, está presente en la V Asamblea de Mujeres. Ellas también están presentes con sus productos artesanales y agroecológicos en la feria instalada en el mismo recinto del evento.
Si bien comparten la misma lucha con el movimiento campesino por la arremetida capitalista que los despoja de sus territorios y mercantiliza los recursos naturales, ellas consideran que aun la visión indígena no está del todo incorporada en los lineamientos de la CLOC-Vía Campesina. Una muestra de ello era la propuesta feminista del congreso de mujeres que no parecía encontrarse con el concepto de dualidad y complemento entre entre mujer y hombre que su pueblo tienen. Consciente de su diversidad, la CLOC asume esta diferencia como un reto.
La producción agrícola de su pueblo no es intensiva y lo hacen sobretodo para autoabastecerse. Poco a poco el mercado ha ido demandando sus productos agroecológicos por lo que vienen cuidándose de no caer en el agronegocio y priorizando abastecer los pequeños comercios. Sin embargo, el extractivismo minero a cielo abierto está amenazando su producción y pone en riesgo sus vidas por la contaminación que genera.
La ausencia de políticas públicas que protejan territorios y defiendan su autonomía como pueblos indígenas los vuelve más vulnerables.
jujycomp.jpgAcorde al momento que están viviendo, ellas consideran comercializar sus productos es necesario. Sin embargo hacen incapié en no caer en el consumismo y evitar la tercerización de la venta. Son conscientes de que estas prácticas perjudican su relacionamiento con el territorio, por eso vienen integrando redes de comercio que respetan sus principios
Cobertura realizada con testimonios de Mercedes Maidana, María Cruz, Eva Días y Tomasa Chuichuy.
 
Programa entrevistas V asamblea de las Mujeres de la CLOC LVC

 
Deolinda Carrizo de la Secretaría Operativa de la CLOC VC en la Apertura de la V Asamblea de Mujeres continental

 
Empezó la V Asamblea de Mujeres de la CLOC – La Vía Campesina
apasmuj.jpgCon el lema Sin Feminismo no hay Socialismo empezó la V Asamblea de Mujeres de la CLOC – Vía Campesina que se realiza en Buenos Aires, Argentina entre los días 12 y 13 de Abril del corriente año.
La Asamblea empezó con una emotiva mística que tuvo la participación de muchisimas mujeres de todo nuestro continente abrazadas en cantos y banderas reflejo de la lucha de las mujeres de nuestra América profunda. En el inicio de este encuentro tuvo lugar el homenaje a una fundadora de la CLOC – Vía Campesina, Gilma Benitez, una gran luchadora campesina de Colombiana, quien hasta los últimos minutos de su vida lucho y soñó por tener un país de paz.
La apertura y bienvenida estuvo en la voz de Deolinda Carrizo y Diego Montón, ambos miembros del Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI) y de la Secretaria política y operativa de la CLOC – Vía Campesina. También estuvo en la bienvenida a las mas de 300 mujeres presentes Elizabeth Mpofu de Zimbabue miembro de la Secretaría política de la Vía Campesina Internacional.
Deolinda Carrizo empezó recordando a Gilma Benitez afirmando que esta Asamblea es fruto de los sueños de esta compañera Colombiana. Con un gran fervor la integrante del MNCI llamo a todas las mujeres a seguir luchando por la paridad de genero en todos los espacios en los que participen y concluyo su participación diciendo "El feminismo se logra con la presencia de todas ustedes acá, compañeras. Las mujeres somos sujetos de la transformación y queremos hacer realidad países mas justos para todos y todas"
Luego llego el turno de Diego Montón quien se tomo un tiempo para hacer memoria y recordar los orígenes de las Asambleas de Mujeres "las mujeres allá por el III Congreso de la CLOC demandaban que nuestros Congresos expresen lo que pasa en nuestras luchas cotidianas. Y las compañeras preguntaban" recuerda Montón "por qué si las mujeres estamos al frente en la lucha en nuestros territorios no tenemos nuestro espacio y nuestro lugar para encontrarnos". El representante de la secretaria operativa y política de la CLOC – Vía Campesina intimo a todas las mujeres presentes a que en esta Asamblea se profundice el camino de la paridad de genero diciendo "hemos avanzado mucho en la CLOC con la paridad de genero en nuestros espacios de toma de decisiones pero todavía nos falta mucho trabajo en este sentido, esta V Asamblea seguramente será un espacio para profundizar este camino". Para finalizar su alocución Diego Montón se animo a revertir la consigna de la V Asamblea y dijo "Compañeras tengamos en claro que con patriarcado no podremos romper nunca la estructura del capitalismo".
Por último tomo la palabra para dar la bienvenida Elizabeth Mpofu quien empezó cantando a capela una canción que decía que sin mujeres y que sin campesinas no hay comida. "las mujeres somos el 70 % de la población mundial y somos las primeras productoras de alimentos del planeta, tenemos que saberlo compañeras" afirmo Elizabeth. Siguió su relato contando su historia cargada de represión y agresiones por ser mujer "no pude estudiar, siempre debí quedar haciendo las tareas en mi hogar, no podía juntarme con otras mujeres. Esta seguramente es la historia de muchas de las que estamos en esta Asamblea. hoy estoy aquí, muy contenta y agradecida de esta oportunidad, de poder estar acá gracias a la organización, gracias a la Vía Campesina, gracias a la lucha". La Integrante de la Vía Campesina Internacional terminó su participación aplaudiendo a todas las mujeres por su inmensa tarea cotidiana de defensa de la vida campesina y agradeciendo a la CLOC por darle lugar en esta Asamblea "quiero aprender de ustedes, la CLOC tiene un lugar muy importante en la Vía Campesina".
La V Asamblea continuará su actividad profundizando la lucha en contra del patriarcado capitalista y por la construcción del socialismo feminista y popular.