Pais Vasco: Emocionante Asamblea de las y los jóvenes campesinos del mundo

La Via Campesina

Bajo el lema “Invertir en la Juventud campesina. Sembrar presente para cosechar futuro” dio apertura la IV Asamblea de Jóvenes de La Vía Campesina Internacional en la que participan aproximadamente 100 jóvenes, hombres y mujeres de 47 países alrededor del mundo, quienes durante dos días podrán reflexionar sobre la importancia de la juventud para El fortalecimiento de este gran movimiento campesino, para la Soberanía Alimentaria y la Agroecología Campesina.

La mística de apertura estuvo a cargo de las y los jóvenes campesinos de Europa y fue una representación de nuestra identidad, destacando las herramientas típicas del campo, e instrumentos como el cuerno vasco que es símbolo de la cultura local.

En esta Asamblea que tiene lugar cada cuatro años están presente delegados y delegadas de todas las regiones de La Vía Campesina, quienes durante su presentación entonaron con mucho júbilo consignas como: “porque la tierra nos pertenece los jóvenes lucharemos hasta el final”, “Juventud todos y todas a construir poder popular”, “Centroamérica unida jamás será vencida”, “Juventud caribeña, energía, entusiasmo, siempre sueña”. Etc.

Con el objetivo de ir dando forma al contenido de esta IV Asamblea las y los jóvenes compartieron respuestas a preguntas como: ¿Por qué es importante la articulación de jóvenes para el sector campesino?, ¿Qué significa para la organización la participación de la juventud? ¿Cuáles son las oportunidades que tienen las y los jóvenes? ¿Qué  hacer para mejorar su participación? Las respuestas fueron surgiendo de los distintos debates y discusiones.

Por ejemplo la  formación de campesinos, la agroecología campesina como un modo de vida y la conexión campo – ciudad –“Queremos cambios en el campo, pero también necesitamos el involucramiento de la gente urbana en este proceso”- expresó Alazne Intxauspe de EHNE Bizkaia.

Por la tarde trabajaron en 4 temas prioritarios para las y los jóvenes: Acceso a tierra y derechos de los campesinos, formación en agroecología, comunicación,  cambio climático y migración. Las propuestas políticas concretas incluían el fortalecimiento de alianzas entre agricultores y con pescadores, pastores, trabajadores rurales y urbanos. Además se propuso construir una campaña colectiva en torno a la migración, específicamente entre África y Europa. En cuanto a la formación agroecológica la capacitación técnica debe ir acompañada de capacitación política. Se acordó que los jóvenes agricultores deben recibir apoyo para que sus voces sean escuchadas dentro y fuera del movimiento. De la Asamblea surgirá un documento final que contemple las conclusiones del debate de las y los jóvenes, mismo que será presentado en la Conferencia General entre los días del 19 al 22 de julio.

Las y los jóvenes saben que se enfrentan a grandes retos, lograr la verdadera participación de la juventud no es fácil, sin embargo en las palabras de Paula Gioia de la organización Abl en Alemania “Los jóvenes tenemos una gran oportunidad, ¡se llama La Vía Campesina. Los jóvenes no somos solamente futuro, nosotros somos el presente también, si no tenemos presente, no hay futuro”.

Solidaridad

Los movimientos en defensa de la tierra en Euskal Herria se reunieron hoy con la juventud de La Vía Campesina, luego de celebrar una marcha de dos días llamada “Marcha en Defensa de la Soberanía Alimentaria y la Tierra. En su comunicado afirmaron “Nos sentimos identificados con La Vía Campesina y su lucha a favor de la Soberanía Alimentaria y es por eso que realizamos esta marcha montañera para denunciar la destrucción y los megaproyectos como el Tren de Alta Velocidad, las líneas de muy alta tensión y la extracción de gas, impulsando la alimentación local”.

Los alimentos que  diariamente se consumen en Euskal Herria recorren una media de 2500 km antes de llegar a la mesa. Nada extraño teniendo en cuenta que en esta población solo se produce el 3% del alimento que se ingiere. Paradójicamente, en las 1200 hectáreas que ocupa la geografía vasca se podrían cultivar alimentos vegetales para 60 000 unidades convivenciales. Pero en lugar de ello los “gestores” del Partido de Negocio Vasco desertifican la tierra cementándola, sellando así el uso futuro para la juventud.

Colectivo de Comunicación La Vía Campesina