Propuestas emancipadoras, la voz de las mujeres en el Foro Social América

19/08/2010

Marcha Mundial de MujeresSeguiremos en marcha hasta que todas seamos libres” es la principal consigna de la Marcha Mundial de las Mujeres (MMM), movimiento internacional que está presente en el IV Foro Social Américas 2010 – Asunción- territorio de diálogo y debate sobre las propuestas de las mujeres para derrotar el patriarcado, en la búsqueda de alternativas de justicia y libertad.

 
Las propuestas alternativas frente al neoliberalismo, no son ajenas a los movimientos de mujeres, quienes en diversos espacios lideran propuestas que ofrecen transformaciones para lograr sociedades equitativas. Tal es la situación de la Marcha Mundial de las Mujeres (MMM), movimiento que en este foro ha desarrollado espacios de debate para presentar dichas discusiones, convergiendo las visiones de mujeres de diversos países del continente y que son parte de la MMM.
 
“Construyendo luchas y alternativas feministas en las Américas”, fue el tema que reunió a diversas mujeres de la MMM de países como Brasil, Paraguay, México, Chile, Ecuador Perú y Cuba, espacio que vinculó las realidades de las mujeres en el continente y sus estrategias para lograr la libertad en sus diversas formas.
 
“Yo me pregunto ¿Cuánto tiempo pasará hasta que las mujeres sean libres? Y creo que para eso tienen que haber pueblos libres”, fue la reflexión que realizó Francisca Rodríguez (Chile) de Vía Campesina (VC), quien relevó la importancia de las mujeres en los procesos de transformación social, ya que en sus palabras “sin feminismo no hay socialismo”. Así, Francisca Rodríguez, explicó la relevancia de que las mujeres participen en los procesos políticos, y lo importante que son en los movimientos sociales, en la instauración de ideas transformadoras y propuestas que cambian la vida de los pueblos, como lo es el principio de la “soberanía alimentaria” concepto instalado por las mujeres campesinas, y que hoy, se instala por las diversas latitudes de los campos del mundo.
 
El diálogo de experiencias y propuestas que el movimiento de mujeres ha levantado, también contó con la experiencia de Leonor Aida la Red de Mujeres Transformando la Economía (REMTE) en México, quien explicó como ambas articulaciones se han fortalecido durante años para cambiar la situación de las mujeres mexicanas. “La Marcha Mundial de las Mujeres nos propuso una estrategia diferente y que fue la movilización como manera de visibilizarnos”, explica Aida, quien además señala que tanto la REMTE como la MMM han tenido en México la capacidad de hacer alianzas estratégicas con los movimientos de mujeres para el crecimiento de la red.
 
 
Este año 2010, la MMM estableció el año de la “Tercera Acción Internacional”, en donde la principal consigna es la denuncia de los países y territorios que viven en situación de militarización y los efectos de esto sobre la vida y territorios de las mujeres.
 
Adriana Viera militante de la MMM de Brasil, explica que ésta Tercera Acción Internacional “refleja los valores de la Carta de las Mujeres a la Humanidad los cuales son la igualdad, libertad, solidaridad, justicia y paz”. Las acciones se iniciaron el 8 de marzo, con la recuperación del significado del día internacional de la mujer y “finalizará en octubre con un encuentro masivo de militantes de la MMM en la República Democrática del Congo, donde se expresará la solidaridad con las mujeres del África que viven situaciones de guerra y militarización”, explica Adriana.
 
Las propuestas y luchas desarrolladas por las mujeres de la MMM, son formas de visibilizar la situación de opresión que viven en los diversos rincones del mundo, instalando miradas alternativas a las visiones hegemónicas de la realidad.
 
Sin embargo, los desafíos para lograr la libertad de las mujeres son diversas, y entre ellas, está la disputa por los medios de comunicación, en la búsqueda de nuevas formas para transformar la comunicación alienante y absoluta, instalada desde los medios de comunicación corporativos que no responden a las necesidades de los pueblos. Así lo explica Nalú Farías, de la MMM Brasil, quien además, identifica otros nudos en el proceso emancipador de las mujeres como lo son “la necesidad de construir movimientos sociales, con una visión crítica del modelo, resignificar las estrategias de alianzas para construir procesos de lucha común, siendo el punto de partida, para dichas transformaciones, la construcción de la fuerza de las mujeres, fuerza organizada en la búsqueda de cambiar las relaciones de poder existentes”.
 
“Queremos que todas seamos libres, que la igualdad, la justicia, la paz, la solidaridad y la libertad sea para todas o para ninguna”, concluye Nalú.