Venezuela: Toma del INTI Barinas es punto de inicio de acciones del movimiento campesino

El movimiento campesino de Barinas realizó una toma pacífica del Instituto Nacional de Tierras (Inti) de Barinas el día lunes. Se trató de una acción unitaria donde participaron Consejos, Cooperativas y Colectivos de Campesinas y Campesinos en lucha de Barinas, movimientos como la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, la Coordinadora Agraria Ezequiel Zamora y el Movimiento Campesino Antiimperialista Combatientes de Zamora, el Movimiento Revolucionaria Tupamaro, la Plataforma de Luchas Campesinas.

“Se trató de una acción enmarcada en el plan de movilización y de lucha del movimiento campesino, una acción para presionar, iniciar un proceso de jornadas de lucha que se van a ir desarrollando en el estado Barinas. El movimiento va a seguir con las presiones por elementos de justicia, plan de urgencia productiva, por que se generen los procesos de rescates campesinos con seguridad jurídica para el campesino, y los elementos del documento”, afirmó Kevin Rangel, coordinador nacional de La Corriente.

Un elemento destacado de la jornada fue el carácter unitario, que logró golpear como un solo puño, para presionar por respuestas por parte del Inti, así como abrir canales de diálogo con la gobernación del estado. En el primer caso se acordó que el miércoles habrá una reunión entre los responsables de las cooperativas, consejos y colectivos y el Inti en el centro genético Florentino, en Barinas. En cuanto a la respuesta en la gobernación, ésta fue negativa: no recibieron a quienes se movilizaron, y buscaron hacer creer que se trató de una acción de la derecha para distorsionar los hechos y cerrar las puertas al diálogo.

 

“Tiene que haber espacios de reunión y discusión con el sector campesino, que ha estado, con todas las agresiones contra él y todos los abandonos que algunos sectores han hecho contra las zonas rurales, firme con la revolución. Vamos a seguir presionando para que se genere un proceso de encuentro con el gobierno nacional para la planificación directa de la producción, de la distribución de insumos, del rescate de las tierras, para defender la Ley de Tierras, construir un proceso de democratización de la tierra como lo establece el plan de la patria”, señaló Kevin Rangel.

Las demandas del movimiento campesino de Barinas son varias y pueden extenderse al resto del país. Entre ellas están, por ejemplo: justicia por los campesinos asesinados; respuestas concretas sobre predios en rescate; revisión de los certificados de finca productiva otorgados por el Inti; financiamiento directo del plan campesino de siembra de alimentos y distribución de insumos; restructuración del Inti con participación campesina; definición junto al movimiento campesino de un plan democratización de la tierra; cese de criminalización, amedrentamiento al movimiento y sus líderes y liderezas; plan concreto de financiamiento y dotación de maquinaria para el pequeño y mediano productor.

 

La realización de esta primera acción fue entonces un primer paso importante, una demostración de amplitud y unidad, abierta a quienes compartan las demandas planteadas. Se dio ante la necesidad de obtener respuestas en la lucha por la tierra y la producción, dentro de un contexto de guerra donde algunos sectores en puestos de dirección han decidido mirar en otro sentido que no es el del movimiento campesino, el legado histórico de Chávez. El país necesita alimentos, precios justos, y el movimiento campesino puede dar gran parte de esa respuesta. Necesita de un Estado, una dirección revolucionaria, que también apueste por esa capacidad productiva demostrada con el curso de los años.

 

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora