Cuba: X Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP)

23/07/2010
Por mayor producción agropecuaria y forestal
Dictamen de la Comisión número 1: Producción y Economía.
 
Esta Comisión sesionó en el Teatro del Ministerio de la Agricultura y se analizaron los temas relacionados con la producción agropecuaria y forestal, la contratación, la comercialización, las actividades económicas y otros aspectos referidos a la Ley 95 de Cooperativas de Producción Agropecuaria y de Créditos y Servicios, así como otras normas legales. Participaron 430 compañeras y compañeros y se hicieron 62 intervenciones; adoptándose 37 proyectos de acuerdo, que serán sometidos a la consideración de esta sesión plenaria para su aprobación.
 
1.—Los delegados al X congreso reconocen los resultados alcanzados en el 2009 en la producción de arroz y recomiendan a los ministerios de la Agricultura y del Azúcar y al Gobierno, que dicho programa se continúe potenciando, que se resuelvan los problemas de los créditos para los nuevos usufructuarios y se agilice el mecanismo para la aprobación del plan de la demanda de agua. A partir de esta experiencia, se diseñe un programa con no menos de 100 000 hectáreas por año para la producción de frijol, incluyendo el caupy y el garbanzo, a partir de sus bondades y las posibilidades de su intercalamiento con otros cultivos.
 
2.—Teniendo en cuenta las posibilidades que tenemos para la producción de maíz, fundamentalmente en la época de primavera, rotándolo con otros cultivos como la caña y el tabaco, sugerimos que se ponga en marcha un programa de no menos de 100 000 hectáreas por año, similar al del arroz, con el objetivo de disminuir sus importaciones para la alimentación animal.
 
3.—A partir de las experiencias que se han ido logrando en la siembra de soya, consideramos que el Sector Cooperativo y Campesino tiene grandes potencialidades para desarrollar este cultivo, sugiriendo la conveniencia de que se apruebe un programa dirigido a satisfacer fundamentalmente el consumo animal.
 
4.—Partiendo de las posibilidades del sector de aumentar la producción de viandas y hortalizas, recomendamos realizar sus siembras teniendo en cuenta la demanda, vinculando directamente las cooperativas a resolver las necesidades de la población, según las modalidades aprobadas en la Agricultura Urbana y Suburbana y en aquellas ciudades de mayor cantidad de habitantes, aplicar además otras formas.
 
5.—Los delegados reconocemos que aún estamos muy distantes de satisfacer las necesidades de frutas para el consumo fresco, la industria y la exportación. Sugiriendo en interés de ese objetivo incrementar las cooperativas especializadas en este cultivo y sobre todo ir al rescate de las fincas establecidas para su tratamiento adecuado y el incremento de la producción.
 
6.—Proponemos analizar la política implementada en la producción de posturas y desarrollo de los cítricos, ya que básicamente se ha centralizado en el sector estatal. Además seguir potenciando dicha producción en la montaña, el acopio y procesamiento de la ya existente.
 
7.—Teniendo en cuenta las experiencias con que contamos, sugerimos que se potencie el programa de la micro y minindustria, cuya solución local incrementa el acopio y procesamiento de las cosechas, sus excedentes y la producción no contratada, disminuyendo las pérdidas agrícolas, sustituyendo importaciones y contribuyendo al abastecimiento de los mercados y otros destinos autorizados.
 
8.—Considerando que el Sector Cooperativo y Campesino agrupa el 60% del ganado vacuno, sugerimos perfeccionar su programa de desarrollo, integrando a todos los factores, especialmente a las instituciones relacionadas con la ciencia: los institutos de investigación, universidad, etc., adoptando las medidas necesarias para que todas las cooperativas lo posean, con el objetivo de lograr en el 2015 incrementar la inseminación artificial, fundamentalmente mediante la labor de los técnicos de las cooperativas, mejorando la composición genética del rebaño; incorporar las novillas a la reproducción a una edad no mayor de 25 meses, alcanzar un cordel de caña y King-Grass por cabeza, no menos del 85% de natalidad, alcanzar no menos de un 50% de las vacas en ordeño con respecto a las que paren, incrementar como mínimo un litro de leche diario en las vacas lecheras totales, con relación al real de hoy, completar en nuestras cooperativas los jefes de reproducción necesarios y lograr una relación de vacas por toro no superior a 20 por 1, así como tratar de realizar esfuerzos conjuntos para que a partir de las posibilidades del país mejorar los caminos de las zonas lecheras, todo ello para alcanzar las mayores potencialidades en la producción de leche y carne.
 
9.—Teniendo en cuenta lo perjudicial que es mantener el ganado mayor y menor cerrado en corraletas u otras instalaciones, sin agua ni comida, con el argumento de controlarlo y protegerlo ante la actividad delictiva, recomendamos prohibir esta nociva práctica que tanto daño le hace a la ganadería cubana y en cambio se apliquen las buenas experiencias de las cooperativas que están cuidando sus animales en los potreros, obteniendo con ello mayor producción de carne y leche y mayores beneficios para las cooperativas y la ganadería en su conjunto.
 
10.—En correspondencia con los resultados obtenidos en la producción de carne de cerdo y sus altos gastos en divisas por importación de pienso, sugerimos trabajar para que los crecimientos que se vayan obteniendo en este renglón, se realicen sin incrementar dichas importaciones y disminuyendo los subsidios. Para ello debemos continuar desarrollando más convenios porcinos con los productores, sin ampliar la venta de alimentos importados. Por otra parte, ante las perspectivas que se observan en este programa, extender con inmediatez sus experiencias a las diferentes especies de ganado menor.
 
11.—Sugerimos continuar potenciando el programa del ganado équido en el Sector Cooperativo y Campesino, aumentando el número de productores, reproductoras y fincas en cada una de las especies, teniendo en cuenta las experiencias del año 2009, en que se crearon 35 nuevos patios de cría mular y 90 de equino, los cuales resultan importantes, tanto para tiempos de paz como de guerra. También consideramos que la mayoría de las cooperativas deben desarrollar la reproducción equina con sementales de calidad genética.
 
12.—Teniendo en cuenta las magníficas experiencias en la ceba de toros estabulados y semiestabulados, utilizando fundamentalmente los forrajes producidos en el país: Caña y King-Grass, el Congreso sugiere al Comité Nacional que sea elegido, desarrollar un trabajo con todos los tenedores de ganado mayor para que ceben y vendan sus propios animales directamente a los mataderos, a través de las cooperativas. Se trata de generalizar esta idea, estableciendo el principio de que todas las CPA, los campesinos y las CCS en sus áreas colectivas, con los animales que les compran a sus asociados, realicen esta actividad. Similar práctica se debe lograr con las vacas que salgan de la reproducción.
 
13.—El Congreso reconoce el impacto positivo en la venta directa de leche a las bodegas, los ahorros obtenidos con esta idea y la estabilidad que ha propiciado a la producción, y recomienda agilizar el trabajo a fin de cubrir la mayor cantidad de bodegas en todos los municipios del país, garantizando su sostenibilidad para no retroceder en esta tarea. Sugerimos estudiar el actual precio de acopio de la leche, teniendo en cuenta la época del año, incluyendo los elevados gastos por acarreo asumidos por el Estado y recomendamos que se analice la posibilidad de extender a las otras producciones agropecuarias, el mecanismo de comercialización establecido para la venta directa de leche a las bodegas.
 
14.—Consideramos de la mayor importancia que se estudie e instrumente un mecanismo que permita a las cooperativas realizar ventas directas de productos agropecuarios a instalaciones turísticas, lo que contribuiría significativamente al ahorro y la entrega fresca de los productos.
 
15.—Recomendamos la realización de un proceso de revisión de la estrategia de la producción apícola en el Sector Cooperativo y Campesino, ya que si bien esta actividad ha sido afectada por los fenómenos naturales, hay factores objetivos y subjetivos ampliamente conocidos sin solución, a pesar de existir alternativas para ello. Proponiendo un programa para tecnificar esta producción de bajos costos y buenos precios en el mercado internacional.
 
16.—El Congreso sugiere desarrollar un movimiento popular para la producción de huevos de gallina en las cooperativas y en el sector campesino, sin importar alimentos, vinculando a las CPA y CCS a los consumos que considere la dirección del país.
 
17.—Los delegados al X Congreso consideran positivo el trabajo desplegado por la agricultura urbana y apoyan la idea de extender su experiencia a las zonas suburbanas, con lo cual el mayor por ciento de las CPA y CCS existentes quedarán incorporadas a esta modalidad productiva una vez concluido el trabajo en todos los municipios del país, por lo que consideramos de la mayor importancia apoyar esta idea y proponer a lo organismos globales de la economía, al Ministerio de la Agricultura y a la ANAP, crear un equipo para estudiar todas las  variantes y mecanismos económicos y de comercialización que se están implementando en los 17 municipios en que fueron aprobados proyectos de este tipo de agricultura, y a partir de ese análisis definir las normas generales de esta actividad.
 
18.—El Congreso encomienda al Buró Nacional, adoptar las medidas para no permitir a ninguna cooperativa que corten áreas de caña que no están planificadas a moler, afectando su composición de cepa, exigiendo más disciplina en la calidad de las siembras, atenciones culturales, especialmente a los retoños y el cumplimiento de la estrategia de zafra, así como dejar sembrado el 100% del balance de área de caña en el año 2011; debiéndose agilizar la implementación del proceso encaminado a incrementar las áreas cañeras a los productores más eficientes y depurar aquellos de bajos rendimientos. Para el próximo Congreso debemos hacer realidad el objetivo de alcanzar como mínimo un rendimiento de 54 tn/ha. Las cooperativas cañeras deben contribuir a que los centrales dispongan de toda la materia prima de su norma potencial.
 
19.—El Congreso considera continuar apoyando el programa de recuperación y desarrollo del café y sugiere la necesidad de estudiar las zonas cafetaleras que demandan en el presente y en el futuro ampliar las capacidades de secado y procesamiento de este grano e impulsar un movimiento de generalización de estas plantaciones en todas las cooperativas, incluidas las del llano, en estas zonas con la variedad robusta, creándose los viveros necesarios para llevar a cabo esta idea entre los cooperativistas, campesinos, familiares y la población en general. Por otro lado, sugerimos realizar un análisis con los productores de bajos rendimientos, decidiendo si continúan o no desarrollando este cultivo y trabajar en un programa dirigido a eliminar las movilizaciones en la recogida del café. De igual forma desarrollar un programa similar con la producción de cacao.
 
20.—El Congreso encomienda a su Buró Nacional que exija con el mayor rigor y disciplina el cumplimiento del programa forestal aprobado en cada cooperativa hasta el año 2015, no solo para la actividad comercial de sus productos, sino también para la protección del medio ambiente y la reducción de los efectos del cambio climático; estimulando las siembras de postes vivos y especialmente las cercas de Cardona, con el objetivo de ir eliminando las cercas de alambres. Sobre este último asunto, sugerimos un programa hasta el 2015 de siembra de esta planta de la siguiente manera: 4 000 km en el 2011, 6 000 en el 2012, 7 000 en el 2013, 9 000 en el 2014 y 10 000 km en el 2015. También debe trabajarse en un programa similar para la siembra de la palma real.
 
21.—Los delegados al X Congreso proponemos que se apruebe un programa de desarrollo tabacalero en las provincias orientales, principalmente en Granma y Las Tunas, donde existen fuerza de trabajo, agua y suelos con condiciones adecuadas para esta producción, a fin de disponer de materia prima para la Fábrica de cigarros de Holguín, que hoy una parte de ella se suministra desde occidente. Recomendamos extender a otras cooperativas con potencialidad para ello, la experiencia de la CPA Eliseo Caamaño del municipio Consolación del Sur, que posee su propia escogida y cierra el ciclo productivo.
 
22.—El X Congreso considera que el objetivo de lograr una agricultura sostenible constituye una tarea estratégica y subraya la necesidad de incrementar la producción de abonos orgánicos, especialmente el humus de lombriz, las yuntas de bueyes, la producción y comercialización de semillas, los productos biológicos para el control de plagas y enfermedades y demás prácticas que realiza nuestro Movimiento Agroecológico, todo ello teniendo en cuenta los elevados costos de los fertilizantes y plaguicidas químicos y su impacto negativo en la naturaleza y la salud humana.
 
23.—Los delegados a este magno evento del campesinado cubano, acordamos trabajar a fin de que en el próximo congreso todas las fincas de CPA, CCS y agricultores pequeños estén libres de marabú y otras plantas indeseables, utilizando todo lo que pueda ser aprovechable para carbón, postes de cercas, muebles, etc.
 
24.—El Congreso considera que todas las familias campesinas y cooperativistas que tengan la posibilidad de producir arroz, frijol, grasa, huevos, leche y café que hoy se distribuyen por la canasta básica a precios subsidiados por el Estado, que en su inmensa mayoría son importados, deben hacer dejación de los mismos y propone que se haga un trabajo en todas las cooperativas, bodegas y oficodas para materializar esta tarea, contribuyendo con ello a la política de ahorro y sustitución de importaciones que lleva a cabo el país.
 
25.—Los campesinos cubanos contamos con los servicios de una empresa estatal de seguros agropecuarios y, no obstante al trabajo realizado, muchos no aseguran sus cosechas y bienes agropecuarios, a pesar de las enormes pérdidas ocasionadas por los fenómenos climatológicos. Atendiendo a ello, el Congreso recomienda implementar medidas encaminadas a garantizar que todas las cooperativas y agricultores pequeños aseguren sus patrimonios para evitar que el Estado sea el que asuma los daños y perjuicios.
 
26.—Los campesinos cubanos consideramos muy justo el planteamiento debatido en el proceso preparatorio del X Congreso, sobre la necesidad de perfeccionar el pago del impuesto en el Sector Cooperativo y Campesino y proponemos cambiar el actual régimen que tenemos, solicitando que se nos apruebe un sistema que contemple una escala progresiva, en el que aporten más los de mayores ingresos.
 
27.—El Congreso señala que atendiendo a las medidas adoptadas por el Gobierno para estimular la agricultura, no se justifica la existencia de ninguna cooperativa con pérdidas en sus balances económicos, debiéndose adoptar las medidas que sean necesarias para resolver las causas que están generando esa ineficiencia. Por otra parte, sugerimos desarrollar la experiencia aprobada en el municipio Consolación del Sur sobre el asesoramiento económico a las CPA y CCS, costeado este servicio por las propias cooperativas y, después de evaluados sus resultados, decidir si puede ser extendido a otros municipios.
 
28.—El Congreso recomienda prestarle la mayor atención a los movimientos productivos creados en las diferentes ramas de la producción agropecuaria, así como constituir los correspondientes a otras ramas que aún no lo tienen, incorporando a los productores más eficientes.
 
29.—Teniendo en cuenta que han transcurrido 20 años en los que se han construido pocas viviendas en el Sector Cooperativo y Campesino y conociendo las causas de tal situación, sugerimos que se estudie la aprobación de un programa de construcción de viviendas para las CPA y CCS como una medida concreta para impulsar la agricultura, y continuar apoyando la venta liberada de materiales de construcción a precios no subsidiados.
 
30.—El Congreso aprueba que se continúen consolidando y ampliando las relaciones de cooperación, ratificando como línea priorizada la producción de alimentos, adoptando las medidas necesarias para su control y sostenibilidad.
 
31.—Los delegados al X Congreso piden que se resuelvan las causas que están limitando el ejercicio de la autonomía de las cooperativas, conforme a lo establecido en la Ley 95 y sus normas legales. Una de las situaciones que más afecta actualmente a estas entidades, es lo referido a lo dispuesto por los Organismos de la Administración Central del Estado que prohíben a sus empresas establecer relaciones contractuales con las cooperativas, teniendo que realizar estas gestiones utilizando la personalidad jurídica de las empresas agropecuarias que las atiende, incluso pagando comisiones por ello.
 
32.—En el proceso preparatorio a este evento se debatió con mucha fuerza las dificultades existentes con las normas de calidad para la compra de los productos agrícolas del país y en consideración a ello el Congreso recomienda al MINAG revisar las mismas, para adecuarlas a las condiciones productivas actuales.
 
33.—Los campesinos cubanos consideramos que además de la producción de alimentos y otros cultivos, podemos contribuir a la solución de las dificultades que hoy confrontamos en la producción y comercialización de las flores, para la satisfacción de la demanda de la población y  las instituciones. En atención a ello, recomendamos hacer un programa que asegure dar respuesta a esta problemática, incluyendo los arreglos florales, la producción de coronas y la venta directa, en interés de eliminar los subsidios, las pérdidas económicas y dar nuestro modesto aporte al desarrollo de la floricultura cubana. De igual forma sugerimos que se estudie la producción y comercialización de las plantas ornamentales, incluyendo sus precios.
 
34.—Atendiendo a la importancia que tiene la producción de plantas medicinales para la salud humana, tanto en tiempo de paz como de guerra, los campesinos cubanos recomendamos incorporar el sector al programa que existe, contribuyendo con nuestros esfuerzos al propósito del país de elevar el nivel de vida de nuestro pueblo con la producción de medicamentos naturales, conscientes de que con ello estamos apoyando la política de sustitución de importaciones. Igualmente sugerimos que se tengan en cuenta en este programa las potencialidades instaladas en la CPA Rosa Elena Simeón para el procesamiento de estas plantas, y del árbol del NIM.
 
35.—Ante las innumerables preocupaciones planteadas por los delegados de las provincias de La Habana y Ciudad de La Habana durante el proceso del X Congreso, referido al sistema de comercialización que se experimenta en estos territorios, relacionadas con: la presencia de dos sistemas empresariales con funciones de comercialización parecidas, en ocasiones trabajando en un mismo local, excesiva manipulación de los productos, pérdidas de cosechas, discrepancias en las compras por calidad por parte de dichas empresas comercializadoras, mecanismo de aprobación de los puntos de ventas, el margen y acarreo, el retorno de los envases y la no participación de los camiones de las cooperativas en la venta directa a los mercados, proponemos recomendarles a los organismos competentes a cargo de esta experiencia, revisar estos mecanismos teniendo en cuenta dichas preocupaciones.
 
36.—El Congreso recomienda que se revise la actual legislación establecida para la contratación agropecuaria y enfatiza en la necesidad de exigir a las direcciones de las cooperativas y de las empresas su adecuada implementación, fijando las responsabilidades de las partes que participan en dicho proceso, con el objetivo de lograr una contratación objetiva, en la cual se reflejen los deberes y derechos de los productores y de las empresas, así como se estudie la participación de las cooperativas en el margen comercial de determinadas producciones que hoy no cuentan con ella.
 
37.—Los delegados al X Congreso proponemos potenciar la aplicación de la ciencia y la técnica en todas las cooperativas, teniendo en cuenta la sabiduría campesina para incrementar la producción de alimentos de forma sostenida y diversificada.
 
--------------------
 
Necesidad de cambios en el funcionamiento y la vida interna
Comisión Número 2: Funcionamiento, vida interna y organización
 
La comisión No. 2 analizó los temas relacionados con el funcionamiento, la vida interna de la organización y la política de cuadros, la cual sesionó en el Teatro del Ministerio del Transporte con la participación de 272 delegados y 16 invitados; después de un profundo debate de los principales temas que aparecen en el informe, proponemos al Congreso el siguiente proyecto de acuerdos:
 
Fotos: Ricardo López Hevia1. Tornando en cuenta que el actual Reglamento de la ANAP no se ajusta a los cambios desarrollados en estos años, tales como: el proceso de fortalecimiento de las CCS, la Ley 95 de cooperativas, el sistema de atención a las organizaciones de base, entre otros, proponemos encargar al Buró Nacional a tenor de las actuales circunstancias, que elabore la propuesta de las modificaciones necesarias al mismo, en consulta con los órganos y organismos correspondientes, facultando al Comité Nacional para su análisis y aprobación.
 
2. Como resultado de la aplicación del Decreto Ley 259/08, se ha incorporado a la ANAP una alta cifra de asociados, muchos de los cuales no poseen toda la experiencia para las labores del campo y el funcionamiento interno, por lo que se requiere continuar perfeccionando los métodos de atención, asesoramiento y apoyo que estos necesitan; así como examinar algunas situaciones que se pudieran presentar en el funcionamiento en las CCS, con el objetivo de buscarles mayor racionalidad en su extensión territorial y número de socios, acorde a las condiciones y características de cada lugar.
 
3. Dada la importancia estratégica que representan los jóvenes para la continuidad del trabajo de la organización, se requiere de conjunto con los organismos correspondientes crear las condiciones necesarias para impulsar el crecimiento de estos en el sector y en coordinación con la UJC brindar una mayor atención política para propiciar su ingreso a las filas de la organización juvenil, la creación de comités de base en las cooperativas, así como revisar el Reglamento del funcionamiento de las Brigadas Juveniles Campesinas para lograr su correcta aplicación.
 
4. Aun cuando se han obtenido modestos avances para dar cumplimiento a la estrategia de trabajo en la atención a la mujer campesina, el Comité Nacional deberá impulsar de conjunto con la FMC, la incorporación de las mismas como asociadas de la ANAP, acorde con las potencialidades existentes, principalmente las esposas e hijas de los campesinos, y continuar estimulando en todas nuestras estructuras su presencia en los cargos de dirección.
 
5. A partir de la experiencia y resultados positivos alcanzados en la rendición de cuenta de nuestros asociados a su asamblea general, y de los presidentes de cooperativas a las estructuras de la ANAP, se encarga al Comité Nacional perfeccionar este método de trabajo, incluyendo su implementación en las normas de funcionamiento de la organización.
 
6. El fortalecimiento de las CCS ha representado un paso de avance en la atención a los campesinos en los principales indicadores: económico, productivo, político, ideológico y social; en tal sentido, proponemos continuar desarrollando de conjunto con los ministerios de la Agricultura y del Azúcar un programa de trabajo que nos permita consolidar este proceso y fortalecer las CCS que aún no lo están.
 
7. Teniendo en cuenta la importancia que tiene para la organización la aplicación de una adecuada política de cuadros debemos trabajar en la ampliación y preparación de la reserva, estimulando la incorporación de las mujeres y los jóvenes, así como cumplir rigurosamente la metodología establecida para la tramitación de los movimientos de cuadros y los requisitos para ser promovidos a una responsabilidad superior.
 
8. Dada la importancia que para la economía de nuestro país representan las CPA como forma superior de producción socialista, se hace necesario profundizar en las causas que han incidido en el decrecimiento de estas y de sus asociados, en función de brindarles una mayor atención a las mismas, de conjunto con los ministerios correspondientes.
 
-------------------------------
 
Es vital el trabajo político ideológico con el campesinado
Comisión Número 3: trabajo político-ideológico
 
La Comisión No. 3, que evaluó las tareas que en la formación política, ideológica y educacional desarrolla la ANAP con las familias campesinas, contó con la participación de 284 delegados e invitados.
 
En la misma se produjeron 47 intervenciones que permitieron abordar y profundizar en los diferentes temas relacionados con esta labor político-ideológica, derivándose de los debates realizados los siguientes acuerdos:
 
1. Los delegados analizaron críticamente las imperfecciones que aún presenta la labor de información y propaganda, proponiendo incrementar el trabajo mediante las asambleas generales, ampliando el conocimiento de nuestra historia, potenciando e integrando los medios existentes en las comunidades campesinas, tales como: salas de televisión, salas de los Joven Club de Computación, museos, bibliotecas, el uso de las plazas martianas, las visitas a lugares históricos, la ampliación de los módulos de propaganda con recursos locales y las campiñas pioneriles. De la misma forma se acordó la necesidad de incrementar el número de ejemplares de la Revista ANAP con su nuevo formato, por el papel que juega este medio como instrumento de formación política, así como otras publicaciones de interés para el campesinado.
 
2. Encomendar al Comité Nacional de la ANAP la instrumentalización de un sistema de trabajo que contribuya a estabilizar y consolidar el funcionamiento integral de los destacamentos de vigilancia campesina, para enfrentar resueltamente todo tipo de manifestaciones delictivas, de ilegalidades y corrupción, y de manera particular priorizar de conjunto con el MINAZ, el MINAG, el MININT y otras instituciones, la prevención del hurto y sacrificio ilegal de ganado mayor, así como revisar todo lo legalmente establecido para proceder a la aplicación de medidas en estos casos, así como modificar las mismas donde sea necesario hacerlo.
 
3. Teniendo en cuenta lo que representa la base productiva que integran los socios de nuestra organización para el desarrollo de la agricultura del país, debemos trabajar sistemáticamente en la formación y perfeccionamiento de valores que nos permitan enraizar actitudes en nuestra membresía y en particular en los niños, jóvenes y socios recién incorporados a nuestra organización por el Decreto Ley 259, de manera que comprendan que vivimos en un país agrícola donde la laboriosidad, el sentido de pertenencia, la dignidad, la honestidad y la solidaridad se conviertan en convicciones conscientes en nuestros asociados.
 
4. Teniendo en cuenta la problemática existente, conocida mediante estudios sociopolíticos realizados recientemente, proponemos encargar al Comité Nacional de la ANAP, la elaboración de un programa de acciones concretas que contribuyan de manera práctica al cumplimiento de los acuerdos conjuntos de trabajo con el INDER, Cultura, Educación, el ICRT, Tribunales, que permitan la integración de todos los factores para enfrentar y resolver las dificultades que aún persisten.
 
5. El Congreso conoció y evaluó la importancia que para el desarrollo de la agricultura cubana tiene que los hijos de los cooperativistas, campesinos y sus familiares se incorporen al estudio de carreras agropecuarias, por lo cual se propuso desarrollar de manera conjunta con el MINED, MES y la UJC un fuerte trabajo de convencimiento con los jóvenes para su incorporación a estas carreras.
 
6. Encargar al Comité Nacional de la ANAP el perfeccionamiento y consolidación de un conjunto de acciones que permitan dar un sistemático tratamiento divulgativo al quehacer socio-económico del campesinado en los diferentes medios de difusión masiva, de manera que los planes temáticos sean elaborados con particularidad, que nos permitan transmitir eficientemente lo que representa el sector en la economía del país, así como dar la imagen verdadera del campo cubano.
 
7. Encargar al Comité Nacional de la ANAP continuar potenciando y perfeccionando todo el tratamiento divulgativo sobre la realidad cubana hacia el exterior, mediante las organizaciones campesinas e indígenas del mundo, contribuyendo al apoyo recíproco y a la unidad internacional de acción; así como seguir enfrentando resueltamente la descomunal campaña mediática orquestada contra nuestro sistema político por los Estados Unidos y la Unión Europea y la denuncia permanente de las injustas condenas que cumplen por más de 11 años nuestros Cinco hermanos prisioneros del imperio.
 
Por ello la Comisión fue concluyente en pronunciarse como expresara el compañero Fidel: "La Revolución, además, ha despertado las conciencias, ha enseñado a ver, y sobre todo a ver las grandes injusticias y ver las grandes mentiras. La Revolución ha sido como una luz que se enciende en medio de la noche. La Revolución ha sido como un sol, cuyos rayos alumbran un amanecer para la Patria."