Colombia: I Encuentro Nacional de Mujeres CNA

Lunes 27 de Agosto de 2012
Homenaje a la compañera RITA ESCOBAR Agosto del 18 al 20 Municipio de Cajibio- Cauca “Quisiera rendir homenaje a la mujer campesina. Componer un bello poema a esas mujeres, nuestras abuelas, nuestras madres, nuestras tías, que al contrario que en las ciudades, sí trabajaban fuera de casa. Segaban, trillaban, sembraban codo a codo con los hombres. Y al llegar al hogar, mientras ellos descansaban, ellas encendían el fuego, limpiaban, atendían a los animales, preparaban las comidas del día siguiente, y, por supuesto, eran las encargadas de cuidar a los niños, los ancianos, y las personas enfermas. Y a la luz de las velas hilaban, cardaban, cosían, hacían ganchillo. Cocían el pan, acarreaban el agua de los pozos y de la fuente, lavaban la ropa en el río, llevaban la economía familiar, la educación de los hijos, y si algo salía mal, eran siempre las culpables. Algunas murieron en sus aldeas ó la de sus maridos, sin haber visto más que aquella tierra. Otras vinieron a la capital y se independizaron consiguiendo trabajo. Las más, cuidaron de un hogar nuevo, se habituaron a los ritmos de las ciudades, y guardaron en sus corazones el recuerdo de sus campos nativos...” (MUJER CAMPESINA-Teresa Álvarez )
Provenientes de diferentes regiones de Colombia, las mujeres del CNA nos reunimos en Cajibio Cauca del 18 al 20 de agosto, allí nos encontramos para compartir experiencias, sueños y esperanzas. Somos las mujeres que a lo largo de nuestra lucha hemos contribuimos al fortalecimiento de los procesos organizativos en nuestras comunidades y regiones de nuestro hermoso país. En nuestro trabajo como mujeres del campo rescatamos y valoramos la sabiduría de nuestros mayores, sabiduría que ha permitido el desarrollo de la soberanía alimentaria mediante, la agricultura orgánica, el rescate de nuestras semillas y la producción comunitaria, y así mismo con la transformación de alimentos hemos aportado a la autonomía de nuestras comunidades.
Reconociendo nuestras problemáticas, construimos nuestra propuesta política hacia la Defensa de nuestros bienes naturales, generando conciencia ambiental y compromiso por la defensa del territorio en nuestras comunidades; Las mujeres hemos contribuido al rescate de la cultura propia por medio del teatro, la música y la danza, el impulso del trabajo con jóvenes, niños y niñas, por lo que nuestro trabajo va mas allá de nosotras, es un trabajo que involucra toda la familia. Nuestra lucha es por la defensa y permanencia en el territorio, por la construcción del buen vivir en el mismo, la lucha por la liberación de nuestro pueblo que está impregnado de fuerza de mujer rural, luchadora incansable por la vida. “La tierra que han pisado nuestros ancestros no se vende,la venta de la tierra nos lo enseñaron de afuera”.

Nos une como mujeres rurales…ser generadoras de vida, semilla que germina para la construcción de una nueva vida… del bien vivir para todas y todos, nos cobija y une el amor por la tierra, por el campo, forjamos dignidad, luchamos por la libertad, trabajamos por la autonomía, defendemos nuestra memoria histórica, resistimos y construimos en el territorio.
Nos fortalecen la identidad campesina y cultural, nuestras luchas, la mística que nos inspira y alimenta el espíritu…“Nuestro deber como seres humanos es cuidar y hacer crecer este gran árbol de la liberación hecho gente, enraizados en la tierra como nuestros héroes, que se forman para ser semilla, y eternamente nacer y renacer a través de este árbol que es el pueblo.” (Dirigente del MST).
Nos mueve el amor por la madre tierra y nos convocamos para defenderla. La madre tierra es donde construimos, nacemos, crecemos y damos vida, donde estamos tanto hombres como mujeres. Declaramos como primer territorio nuestro cuerpo. Reconocemos como territorio todo lo que está a nuestro alrededor, es la
base y el motivo para luchar, donde interactuamos, luchamos por su sostenibilidad, allí tejemos nuestros procesos organizativos y forjamos la unidad. “Nosotros no necesitamos seguridad, nosotros necesitamos protección y la protección nos lo da la madre tierra”. Sabiduría indígena ancestral Kuna – Tule Le apostamos a la construcción de un nuevo país junto a otros y otras, hemos alcanzado espacios de incidencia política, contribuimos a forjar escenarios de articulación nacional como La Minga y el Congreso de los Pueblos y a nivel internacional formamos parte de la CLOC y la Vía Campesina. Por lo anterior reconocemos la necesidad de avanzar en el fortalecimiento de las organizaciones comunitarias que lideramos, así como fortalecer la formación política que nos conlleve a ser sujetas políticas en la apuesta de alcanzar los derechos de las mujeres en el marco de una nueva sociedad justa, equitativa y soberana. Igualmente es necesario recuperar la historia de los procesos de lucha por la tierra y el territorio liderado por mujeres del campo, porque existieron, existen y seguirán existiendo para la construcción de una nueva sociedad sin capitalismo. Nos vamos comprometidas a continuar construyendo el bien vivir desde todos los espacios de nuestra vida a no dejar de soñar…de amar…de luchar porque otro mundo es posible.
NUESTRA CONSIGNA: “POR LA PERMANENCIA, LA DEFENSA Y LA SOBERANIA DE NUESTROS TERRITORIOS, PROTAGONISTAS DE NUESTRA HISTORIA, FORJADORAS DE NUESTRO FUTURO... MUJERES CNA.”
¡GLOBALICEMOS LA LUCHA, GLOBALICEMOS LA ESPERANZA!